7 recomendaciones para redactar los textos de tu página web

junio 26, 2019

7 recomendaciones para redactar los textos de tu página web

Si estás en el proceso de creación de una página web para tu negocio, ten en cuenta que además de un diseño agradable que resulte atractivo y de fácil navegación para quienes lo visitan, también es importante generar contenidos relevantes y de alto valor para tus clientes potenciales.

Para hacer de esto algo sencillo y ayudarte a realizar esta tarea, te compartimos estás 7 recomendaciones que harán que los textos que crees sean muy efectivos para los objetivos comerciales de tu página web.

1. Escribe claro, como si estuviera presente.

Si te ha pasado que estás hablando de tu producto con un cliente potencial y te enredas tratando de encontrar las palabras adecuadas para convencerlo que te compre, es porque probablemente estás hablando en términos descriptivos y poco cualitativos de tu producto o servicio. ¿Qué significa esto?, que probablemente le dices las características que tiene el producto y no le estás hablando de los beneficios que para él o ella tendría comprarlo.

Redacta los textos de igual forma como se lo dirías personalmente, claro, sin tecnicismos o palabras raras que posiblemente no conozca y que lo confundan y hagan que pierda el interés en seguir conociendo tu producto. Si te preocupas por mantener un lenguaje simple es probable que esta persona lea toda la información, ten presente una norma clara que ha sido compartida por muchos especialistas de marketing y ventas, "Si no captas su atención en el primer párrafo, es muy probable que no finalice la lectura".

2. Se conciso, tu tiempo y el de tu cliente es valioso.

Es probable que si visitas una página web y ves un texto extremadamente largo, escrito en algunas ocasiones de forma densa y que no presente un diferencial de tu empresa con respecto a otras empresas del mismo sector de negocio, por más que le interese el producto, perderá el interés de leer todo ese contenido y se irá sin conocer un poco más de la oferta comercial que quieres ofrecer.

No hay una métrica exacta que diga cual es el tamaño exacto de un texto para que resulte atractivo para una persona, pero sí sabemos que si este nos toma más de 30 segundos en leerlo para que nos llame la atención, el visitante no se quedará leyendo hasta el final.

3. Háblales de tu diferencial en todo momento.

Muchas veces nos preocupamos y nos enfocamos más en hablarle de las cualidades del producto o servicio que ofrecemos, desconociendo que un cliente la mayoría de veces cuando visita nuestra página web ya ha consultado en diferentes lugares las características de dichos productos o ya tienen claro que requieren, pero no les decimos nunca el porqué deberían contratar con nosotros y no con la competencia, cuál es ese diferencial que hace a nuestra empresa única en el sector y porque al contratar con nosotros su necesidad estará completamente atendida.

En el caso de los productos, donde las características técnicas no varían de un distribuidor a otro, el valor agregado en soporte, formas de pago, distribución, etc, son los valores que inclinaran la balanza a tu favor para que te compren el producto. Recuerda otra premisa importante, "todos venden el producto, tú lo que vendes es tu diferencial".

4. Más llamados a la acción o "Call to Actions" que precios.

Muchas veces encontramos una página web con productos o servicios específicos que lo primero que describen o intentan resaltar es el precio, llevando seguramente a  que el visitante no se tome el tiempo necesario para consultar el porqué de este, sino que posiblemente abandone el sitio en busca de otro referente de precio que se ajuste más a su presupuesto o a su expectativa.

En algunas líneas de producto puntuales o servicios específicos el precio es un valor determinante para la contratación, pero ¿por qué perder a un posible cliente de entrada sin que antes tenga un contacto con nosotros y poder demostrarle el valor que tiene contratar con tu empresa? Primero asegúrate si es necesario poner los precios de tus productos o servicios a primera mano o si preferiblemente lo invitamos a utilizar todas nuestras herramientas de contacto para conocer esa información.

5. Términos de búsqueda en el contenido de respuesta.

Cuando hablamos de captar la atención del visitante a la página en los primeros 30 segundos de su visita, encontramos que la forma más auténtica e inmediata para hacerlo es que él encuentre en ese primer párrafo el término con el cual consultó para llegar a la página. Por ejemplo, si una persona consulta en Google por "Computadores portátiles", el texto debería incluir una primera línea "La más completa oferta de computadores portátiles para su casa u oficina…."

Este concepto es importante porque Google para darle una buena posición a tu página en los resultados de búsqueda, entre los múltiples factores que utiliza, toma los términos incluidos, los títulos enunciados, el nombre de tus imágenes, etc. ¿Por qué no informar a Google que tu página cuenta con un contenido relevante para esa consulta? Es un ganar ganar para todos.

6. Los contenidos deben estar alineados con la experiencia de navegación del usuario.

Elaborar contenidos que guarden una proporción similar en tamaño entre todos puede ser algo difícil, porque en ocasiones no sabemos que poco o mucho poner en una descripción, pero imagínate un sitio web que para un producto tenga una descripción de 15 líneas y para otro tenga una de 50 líneas. Visualmente rompería con la estética de la página y por muy bueno que sea el diseñador o programador, le estarás dejando una tarea titánica al tratar de arreglar esa experiencia de navegación del usuario con solo ajustes en el diseño.

La mejor solución para evitar este inconveniente, es establecer desde un principio un estándar de tamaños para cada descripción, en donde deberías tratar de ajustar todas las descripciones a ese tamaño que definiste para tus productos o servicios. Recuerda que existen muchas maneras de agregar contenido adicional que consideras importante y que no quieres dejar de publicar por ajustarte a una medida. Un ejemplo son las características técnicas en el caso de los productos, recuerda que a quien interesa esto seguramente no tendrá inconveniente en descargar una ficha técnica adjunta.

7. No copies y pegues de otras páginas, estás matando la tuya.

Y por último y no menos importante, si ya tomaste la decisión de implementar una página web para tu empresa, ¿por qué llenarla con información desarrollada y que se ajusta a los estándares de otra?. Puede que tu voz interior te conteste algo como: "pero si yo ofrezco lo mismo para qué cambiarlo", "... es que en esa página está perfectamente claro lo que yo quiero decir, ¿para que hacer doble trabajo?", pero seguramente lo que no sabes es que los buscadores como Google toman esto como contenido duplicado y estarías dando vida a un canal de comunicación sin ningún tipo de alcance.

Para Google esta clase de contenido es irrelevante y ellos, Google, Bing, Yahoo, premiarán el contenido nuevo, relevante y sobre todo, ORIGINAL. Sin tocar todavía el tema de contenido que compartas en redes sociales que es otra historia similar. Se que puede sonar una tarea algo engorrosa, pero deberías darle a tu empresa la oportunidad de que lo conozcan la mayoría de posibles usuarios. La originalidad se paga, y muy bien.

Sigue estas recomendaciones y estarás creando una página web potente y efectiva que ayude a tu empresa a aumentar sus ventas.

Comentar esta publicación

¡No espere más! estamos listos para entregarle un producto profesional que le ayudará a aumentar sus ventas y llegar a más clientes potenciales. Compártanos su idea y permítanos asesorarlo en su proyecto web.